Perwoll Perwoll

Home-office: cómo trabajar exitosamente desde el hogar

Trabajar desde el hogar es un sueño: toda la flexibilidad y nada de tráfico. Un sueño hecho realidad... hasta que notas una ventana sucia o sientes un impulso repentino de reorganizar todos tus libros... en orden alfabético... y por color. El poder de distracción es fuerte dentro de las cuatro paredes que mejor conoces. Pero no te preocupes, a continuación, mostramos los secretos para evitar las fallas frecuentes y lograr el éxito al trabajar desde casa:

Mujer trabajando sobre una mesa blanca compacta.

C-o-m-p-a-r-t-i-m-e-n-t-a-l-i-z-a-c-i-ó-n

Es difícil de escribir y pronunciar, y quizá es más difícil hacerlo, pero la compartimentalización es necesaria en tu vida. Simplemente, no puedes ser el mejor en tu carrera profesional si los quehaceres domésticos te distraen (o vice versa). Cuando organizas una oficina en casa, tu trabajo y tu vida no deben chocar: no hay que trabajar en el sillón ni en la cama, y nada de hacer quehaceres domésticos. Elije un lugar que te mantenga a distancia de tu vida doméstica.

El equipo correcto

Una organización de oficina en casa blanca compacta.

No hay que darle vueltas: tu escritorio debe reflejar la persona que eres, el trabajo que haces y cómo lo haces:

  1. Escritorio para escribir: simple y abierto, con espacio y almacenamiento limitado, ideal para los minimalistas que trabajan mejor desde su laptop.
  2. Escritorio para computadora: con unas funciones adicionales que se pueden adaptar a una computadora y sus gadgets, es grandioso para profesionales que necesitan una pantalla más grande y espacio para tomar notas.
  3. Escritorio ejecutivo: imponente y espacioso, tradicionalmente era sólido y de madera, pero en la actualidad también vienen con diseños simples y minimalistas. Dado que tiene cajones y una amplia superficie, es perfecto para profesionales que necesitan espacio físico o trabajan creativamente.
  4. Escritorio para estar de pie: diseñado para alcanzar mayor altura, es una gran solución para profesionales que les preocupa un estilo de vida sedentario. Una versión adaptable es una buena opción para quien desee un equilibrio entre salud y comodidad.

Un lugar al que llamar oficina en casa

Una organización de oficina en casa vista desde arriba.

No es suficiente tener un buen espacio o escritorio, también deben estar acomodados de la manera correcta. La práctica antigua de Feng Shui se basa en la idea de que tendrás éxito con el flujo correcto de energía. Estas son las cuatro reglas básicas:

  1. Equilibrio: los muebles de tu oficina en casa deben estar equilibrados en ambos lados de la habitación y tu escritorio debe demostrar que estás a cargo (es decir, no debes darle la espalda a la puerta).
  2. Frío versus caliente: las texturas más frías, como el metal, deben estar en equilibrio con las cálidas. Por ejemplo, la madera inspira creatividad, mientras que las plantas brindan tranquilidad y ayudan a purificar el aire.
  3. Luz: debe ser amplia y natural, evita luces fluorescentes y las que tengan un tinte amarillo.
  4. Color y arte: elije colores y motivos que transmitan energía e inspiren. Los paisajes pueden ayudar a traer algo del exterior y un poco de color brillante alimentará tu creatividad.

Organización de las cosas

Tu oficina en casa ya está organizada y en la espera, solo falta una tarea: la organización de tu equipo de trabajo. Con suerte, todo es intuitivo. Primero, necesitas despejar el espacio. Analiza lo que realmente necesitas, pero que sea lo mínimo. Más cosas significan más distracciones. Después, piensa en tu flujo de trabajo y en las cosas que más usas. Compra soluciones de almacenamiento prácticas y de buena calidad que se adapten a tu forma de trabajar (en lugar del almacenamiento bonito al que tú te debes adaptar). Asegúrate que las cosas que usas diario estén a tu alcance. Desenreda cables y sujétalos a tu escritorio o a la pared, y usa cajas simples o un canasto tejido para esconder el resto del desorden de cables. Finalmente, acepta la tecnología que no puedes esconder. Algunos equipos, como los módems, se pueden sobrecalentar si se cubren, colócalos en lugares bien ventilados y fuera de la vista.

Las distracciones son para el home-office lo que las calles empedradas son para los tacones altos: destructivas. Conoce la forma de evitar las fallas y crea un hermoso espacio laboral que te llevará a lograr lo mejor en tu carrera profesional.

Una mujer en una oficina blanca y fresca.