Perwoll Perwoll

Todo el bronceado sin las quemaduras

Los rayos ultravioleta UVA y UVB pueden quemar la piel y envejecerla, causando daños irreparables. El riesgo no vale la pena, en especial cuando hay tantas alternativas fabulosas para lograr un aspecto de sol envidiable.

Desde soluciones a corto plazo para eventos especiales hasta opciones más duraderas, te contamos todo sobre el bronceado seguro.

Rocíalo por todas partes: el enfoque profesional

Un atomizador marrón de vidrio.

¿Te diriges a tu primer bronceado en aerosol? Sigue estas reglas de oro y podrás disfrutar un bronceado natural y parejo por días.

  1. Visita un estudio de bronceado en aerosol que te hayan recomendado personalmente, o en donde las personas tengan un aspecto increíble después de su cita.
  2. El clima ideal para un bronceado en aerosol es frío y seco. Evita los días lluviosos y de humedad.
  3. Es posible que la fórmula de bronceado tenga olor, pero espera ocho horas antes de bañarte o tu bronceado parejo se arruinará.
  4. Una vez que entres a bañarte, ¡no te exfolies! Evita los productos de esponja y granulados.

Nota: un bronceado en aerosol siempre desaparece más rápido de las manos y el rostro, al igual que las partes que te lavas y limpias con más frecuencia, ¡esto es normal!

Comodidad para tu hogar: resultados brillantes sin salir de casa

Un primer plano de una mujer poniéndose crema en la pierna.

Si compraste una crema, una loción, un gel o un mousse para aplicar en tu hogar, equípate con estos tips para que tu bronceado luzca profesional.

  1. Exfolia la piel con profundidad varias horas antes, prestando atención a los codos, las rodillas y los pies, donde se acumulan las células muertas de la piel seca. Esto será la base para un bronceado suave y parejo.
  2. Dedica el tiempo necesario para aplicar el bronceado con profundidad, aproximadamente una hora o más.
  3. Ten pañuelos cerca por si derrama.
  4. Usa guantes de látex para aplicar el producto en el rostro y en el cuerpo, para evitar manchar tus uñas.
  5. Unta jalea de petróleo en las áreas que no quieras broncear, como las cejas. Sostén el cabello con una liga bien ajustada.
  6. Aplica de manera uniforme; no olvides la zona detrás de las orejas, debajo del mentón y la parte superior de los pies.
  7. Sigue las instrucciones del producto para determinar qué tan pronto te podrás vestir después de la aplicación.
  8. No te rasures ni exfolies durante un par de días.

Arreglos rápidos para resaltar tu brillo natural

Una mujer aplicándose bronceador en las mejillas.

¿No te preocupa tanto un bronceado completo, o solo quieres resaltar por una noche?

1. Iguala tu base con tu tono natural de piel, ya sea marfil, caramelo o moca.

2. Elije un bronceador que se adapte al matiz de tu piel:

  • Frío: si las venas de la muñeca son azules, tienes un tono de piel frío y debes usar bronceadores con tinte rosa para obtener mejores resultados
  • Cálido: si las venas de la muñeca aparecen verdes, tienes un tono de piel cálido y debes elegir bronceadores color durazno
  • Neutro: si las venas de la muñeca son una mezcla entre azul y verde, tienes un tono de piel neutro y ¡va bien con todo!

Consejo: los bronceadores en polvo mate lucen más naturales.

3. Remueve el exceso de polvo de la brocha y usa pinceladas suaves en todo el rostro. Presta particular atención a las áreas debajo de tus mejillas, los costados de la frente y los bordes de la nariz para darle a tu piel un brillo saludable y hermoso. No olvides incluir tu escote y el área del cuello para evitar el aspecto de “máscara.”

Para resaltar tu brillo, elije ropa y accesorios que queden bien con tus matices fríos o cálidos:

  • Frío: elije prendas rosas, violetas, azules o verdes azuladas y joyas plateadas
  • Cálido: elije ropa de colores fuertes, dorados y tonos duraznos o verde aceituna con joyas de oro

¿Te preguntas cómo lograr un bronceado parejo y grandioso, sin tener que quemarte en el sol? Ofrecemos tips para obtener un bronceado profesional con aerosol, con aplicación en el hogar y que acentuará tu brillo natural…

Una mujer con un sombrero marrón a la moda.