Cómo lavar la seda y proteger la tela al mismo tiempo

Pocas telas son tan lujosas como la seda. Esta tela que fluye ligeramente y brilla con delicadeza queda particularmente bien con tops y chales. Además, la seda no solo es muy noble, en verano refresca y en invierno también calienta. Una desventaja de esta delicada fibra natural es que es algo más difícil de limpiar que el algodón o las fibras sintéticas. En esta guía, aprenderás todo sobre la limpieza correcta y cuidadosa de la seda, para que las fibras brillen noblemente durante mucho tiempo.

Características de las telas de seda

La etiqueta indica si una prenda está hecha de seda pura o de una mezcla de fibras con contenido de seda. Las telas de seda típicas son la gasa, la organza, el raso, el tafetán y la seda bourette. Sin embargo, algunos de estas telas pueden estar hechas de seda artificial. Por lo tanto, es aconsejable prestar mucha atención a la composición de la tela de una prenda. Lo siguiente se aplica a todos las telas de seda o con contenido de seda, no se deben someter al exceso de calor. La fibra de seda se obtiene del capullo del gusano de seda y, al igual que el pelo, está hecha de proteínas y el calor excesivo la dañará. Además, esta delicada fibra natural no tolera bien el perfume, el desodorante, el sudor y la luz solar directa.

Cómo preparar la limpieza

La etiqueta de cuidados de la tela de seda permite saber si la prenda puede lavarse o debe enviarse a la tintorería. Además, conviene hacer la prueba del color. Para hacer esto, sumerja una bola de algodón en agua con un poco de detergente para prendas delicadas. A continuación, pase con cuidado la bola de algodón húmeda por una costura oculta. Si el color se pega a la bola de algodón, es mejor llevar la prenda a la tintorería en lugar de lavarla en casa.

Cómo lavar la seda, en la lavadora o a mano

Puedes lavar la seda en la lavadora, siempre que esta tenga un ciclo de lavado delicado. La etiqueta de cuidados de la prenda indica la temperatura de lavado permitida. En ningún caso debe ser superior a 30° C. Además, es importante utilizar un detergente suave y específico para la seda, como MAS Delicada - Cuidado Delicado. No solo limpia las fibras, sino que también las cuida, para que la tela de seda se mantenga bonita durante más tiempo.

Para el lavado a mano se aplica lo siguiente, la seda clara se lava con agua tibia, la seda oscura o con estampados elaborados, con agua fría. Y, por supuesto, un detergente adecuado también es esencial para este fin. Al remojar, hay que mover la prenda permanentemente pero con cuidado, porque la seda mojada es especialmente sensible. Después de cinco minutos como máximo, vuelva a sacar la seda del agua y enjuáguela con agua fría y limpia.

Cómo quitar las manchas de la seda

Para eliminar las manchas de una tela de seda, lo más importante es que siempre se lave toda la prenda, ya que de lo contrario se le pueden formar marcas de agua. No permita que el blanqueador o cualquier otro quitamanchas, que pueda causar daño, entre en contacto con la tela de seda. Además, evite frotar la mancha, ya que esto dañará la seda y puede hacer que la tela se aclare en esta zona. En caso de manchas muy grandes u oscuras, es aconsejable llevar la prenda a la tintorería.

Cómo secar la seda

Las temperaturas de una secadora son demasiado altas para la seda, así que asegúrate de secarla al aire. Después de lavarla, debes colocar la prenda en una toalla seca, enrollarla con cuidado y apretarla suavemente. Nunca retuerzas ni estrujes la toalla ni la seda. Después de este presecado, vuelve a enrollar la toalla, retira la prenda y déjala secar en una segunda toalla. Asegúrate de que la prenda no esté expuesta a la luz solar directa.

Tela rosa

Cómo planchar la seda

La etiqueta de cuidados también proporciona información sobre si una prenda de seda puede plancharse y a qué temperatura. En general, se recomienda planchar siempre por el interior las telas de seda, sin rociarlos con agua como harías con las de algodón y lino.

Es recomendado siempre revisar la etiqueta de tu prenda y en caso de tener dudas, primero hacer una prueba en un área pequeña.

Artículos Relacionados